Un pequeño placer

Seguro que no os sorprendéis si os comento que el otro día cenando con unos amigos, alguien comento “que buena pinta tiene todo, lástima que este a dieta”, estamos tan acostumbrados a oírlo y más en esta época, que apenas paramos atención, bueno al menos los profanos en la materia como yo, pero en este caso, una de las comensales, era una nutricionista, que no pudo reprimir su defecto profesional, y preguntarle qué tipo de dieta estaba siguiendo, pues como en todo la segunda opinión de un experto merece la pena, tras una conversación sobre carbohidratos, vitaminas, proteínas etc… llegaron a la conclusión de que salvo en algunos puntos, la dieta que estaba siguiendo nuestra amiga era del todo equilibrada, a lo que ella adujo “equilibrada lo será, no digo yo que no, pero como añoró una buena sobremesa, con su pastita de té y su cortadito”, así es la vida pensé mientras tanto, si yo estuviera a régimen no podría soportar prescindir de mi paella del domingo, o del aperitivo de los sábados, aunque bien pensado, quien puede resistirse a la tortilla de patata? y que me decís de unas tostaditas o crackers con foie?, lo del solomillo ya mejor ni mencionarlo.. quizás será por mi deformación profesional, pero no sé si yo podría someterme a una dieta, pero tras el comentario de nuestra amiga la reacción de la nutricionista fue totalmente diferente a la mía, ella extrañadísima pregunto por qué no podía tomarse un cortado, la respuesta fue que no soportaba la sacarina y obviamente el café engordaba, tras toda una completa explicación, la cual no pienso reproducir, llegué a la conclusión de que, el azúcar no es el “demonio antidieta” que nos han hecho creer, el problema es que existen muchos tipos de azúcar, contra más natural es este más beneficioso resulta y a la inversa, habitualmente se tiende a consumir azúcar refinado, que no aporta excesivos beneficios, y en cambio si muchas calorías vacías, por lo que es mejor desterrarlo si uno quiere conservar la línea, por contra los azúcares de caña contienen más nutrientes, son más “eficientes” (con una menor cantidad se consigue el efecto deseado) y por lo tanto mejores para nuestro organismo. No quería inmiscuirme, y no fue necesario, su marido, le comento “ves ya te lo había dicho yo, lo que tienes que hacer es, de momento prescindir de tu pastita, y sustituir la sacarina por el azúcar aromatizado en tu cortado, así obtienes un sabor dulce diferente y sigues cuidándote”, y es que a veces la lógica se impone por sí misma, la solución gusto a todos que decidieron probar los beneficios de unos azúcares elaborados con ingredientes naturales y aromatizados con pulpas de frutas o pétalos de flores, para todos los gustos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dulces, Chocolates y Caprichos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un pequeño placer

  1. Mar dijo:

    Bienvenidos al mundo bloguero…. me alegra verte por aquí… me ha encantado esta mermelada y la botella con filigranas y claro las gambas al ajillo es una maravilla que suelo hacer a menudo….
    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s